miércoles, 2 de abril de 2014

"Red de Carreteras del Cornión"

La presente entrada es una reflexión sobre el uso de esos otros caminos que se entrecruzan por el interior del Cornión con sus veredas principales, convirtiéndolo en una inmensa tela de araña, tejiendo todos los recovecos del macizo y haciendo de esta manera que de una manera u otra, todo el macizo esté comunicado ... y que nosotros podamos disfrutar de ellos !!!

El Macizo del Cornión es el mayor en extensión de los 3 macizos de los Picos de Europa. Anteriormente a la ampliación del Parque Nacional a principio de los 90, gran parte de su territorio constituia en origen el P.N. de la Montaña de Covadonga, que en su tiempo fué el primer parque en territorio nacional con ese grado de "protección" y el segundo del mundo tras Yellowstone. Después de esta introducción vamos a lo importante del tema, "la red de carreteras del Cornión".

Evidentemente el tener mayor superficie que sus hermanos  los Urrieles y Andra, hace que deba ser más amplia la red de senderos del macizo con respecto a la de los otros dos, pero aparte del factor superficie hay otras cosas a tener en cuenta.

La Mineria en el siglo XIX comienzos del XX, supuso en los 3 macizos de los picos una revolución en cuanto al diseño,creación y mantenimiento de caminos  para mejorar el acceso a las bocaminas y el posterior traslado de los minerales primeramente a los lavaderos y centro neurálgicos de las minas, y posteriormente a los valles. La construcción de los canales para el aprovechamiento de las cuencas del Cares y Urdón también debe tenerse en cuenta, pero sobre todo es la actividad pastoril y la de comunicación entre los distintos pueblos de los picos, la que en el caso del Cornión, supone una amplia y eficiente red de sendas de mayor o menor entidad por el interior del macizo.

A diferencia de su vecino el macizo de los Urrieles, mucho más agreste y salvaje, la morfologia del Cornión permite albergar en su amplio territorio y de una manera ordenada, diferentes parajes de baja,media y alta montaña. Esto supone que dentro de un orden, los diferentes pueblos de la comarca puedan asentarse y aprovechar los preciados pastos de altura en el interior de los picos, y evidentemente eso obliga a crear vias de comunicación hacia ellos, los "caminos del puertu" desde el valle, y una vez arriba, una red de comunicación interna entre las diferentes majadas y otras zonas de explotación pastoril.

Por cuestiones geográficas y "de clases", en los picos también hay majadas de "primera,segunda y tercera división". Los principales pueblos dentro de una "lógica" división administrativa siempre optan a las mejores y accesibles tierras, mientras que otros son relegados a los restos, en este caso a reducidos parés, cuevos o minúsculas praderas en los lugares más apartados y/o abruptos.

Algunos de estos últimos enclaves por su fatigoso y delicado acceso en algunos de sus casos, los analizaremos en futuras entradas al blog.

El célebre Pedro Pidal, que si levantara la cabeza igual se sorprenderia de las cosas que acontecen en sus Picos, mandó construir una via de penetración hacia el corazón del macizo, el Jou Santu, y otra hacia ese magnífico enclave que es la balconada de Ordiales, donde descansa eternamente el pionero de la escalada y del proteccionismo de la naturaleza en este pais.

Evidentemente el Cornión era (es) lo tremendamente grande, con varios sectores montañosos definidos (Jascal/LLerosos-Ario-JouSantu-Ozania-Bermeja, como para que el "Marqués" sufragara de su bolsillo obras hacia cada uno de ellos. La mayoria de los caminantes sin embargo, se siguen ciñendo a los 4 "caminos principales" de la gran fachada norte del Cornión para sus aproximaciones a las cumbres principales del Sector del Jou Santu-Ario, ignorando por tanto "la riqueza en autopistas" de la gran zona intermedia del macizo, y que por lo tanto sirven de enlace entre los diferentes sectores y como medio de acceso a ellos.

El amigo Paco Ballesteros siempre lo comenta cuando la ocasión lo merece, como también lo hacia en su trabajada obra de "Pastores y Majadas del Cornión" una obra que todo piquista debe tener y leer para comprender la grandeza de estas tierras. La mayoria piquista (y no sin razón, "en parte") hace bien en acortar los tiempos de aproximación hacia las cumbres, al fín y al cabo, el tiempo es oro, y todo lo que ganes abajo, eso que se tiene para asegurar arriba. En la alta montaña está muy arraigada la frase de: "Velocidad = seguridad".

Lo pistonudo del tema es ver si la "creencia popular" de acortar la aproximación es del toda cierta utilizando los caminos tradicionales de penetración al interior del macizo, o si por el contrario existen otras vias que de conocerse, (o conocíendolas pero no usándolas), nos recortarian aún más el tiempo de esas rutas, o por lo menos le darian la categoria de "circuito" (sin un suplemento en cuanto al horario) y algo más de encanto y asi huir de la monotia de la Ida y vuelta sin penalizarnos en demasia.

La riqueza pastoril del Cornión y de su red de senderos, permite sin romperse mucho la cabeza acceder al refugio de Vegarredonda desde el Aparcamiento de Fuente Verdalles (el popular enclave de "Pandecarmen" cercano a este, pero siendo rigurosos, no siendo tal) por 3 lugares independientes de inicio a fín (pudiendo ser más), para un trayecto de una hora escasa, y lo que es mejor, por parajes con encanto. A este ejemplo anterior, le podemos añadir el del acceso al refugio de Vega de Ario y las cumbres de ese sector desde La Tiese, eligiendo entre pasar por unas u otras majadas, lugares que ante la explosión primaveral y la llegada al puertu del ganado adquiere una vida animada. Pero al igual que con las majadas cimeras y/o remotas, los accesos a los refugios del Cornión y a alguno de los Urrieles, los trataremos de manera personalizada en otras entradas.

Evidentemente hay que saber elegir el momento oportuno de adentrarse por estos "caminos alternativos" que pueblan el macizo, porque esto viene a ser como las carreteras secundarias, están muy bien que las haiga, sean pintorescas y "desatasquen las autopistas" para "huir" de la "masificación" en ciertas épocas del año y disfrutar de la conducción. pero en caso de mal tiempo o se acerque la noche, donde esté una autopista y "su seguridad" mejor que mejor

Lo verdaderamente asombroso, es el trazado de algunos de estos caminos. Evidentemente haylos con un compromiso importante, sin embargo la mayoria, los arquitectos de la zona (los pastores) supieron salvar las dificultades de manera inteligente, bien dando rodeos (el acceso a los pastos de Ozania y Teyeres en la vertiente del Dobra), o aprovechando las propias formaciones rocosas para adaptar con piedras o maderos esas secciones del camino y superar el pasaje en cuestión (la mayoria de los casos). De esta manera tenemos un Cornión rico por descubrir ... y disfrutar !!!

Canalones de las Perdices y del Cojurtao, via de comunicación de Aliseda a la Majada de Resecu por el Cojurtao 


Valle del Resecu. Via de penetración al macizo desde el Bricial y nexo entre las majadas de la zona media, como Orrial y el Tolleyu


Monte Palomberu. Por este precioso bosquecillo penetra el ganado en busca de les Texuques y el Resecu desde la Vega de Enol


"Seu Cananda" (Cabrales) Este pasaje de la Sierra Dobros y utilizado por los pastores, permite una rápida comunicación entre la Vega homónima y el Paré Cananda


"Valle del Rio Texu" En las faldas de Peña Ruana, esta comunicación permite un acceso más directo desde Belbín a Brañarredonda y la Beyuga.


Resto de armaduras en el camino ganadero entre Jul-Paré y los Redondos, en la abrupta ladera que vierte al Junjumia


Callejo de acceso a la Majada de Moandi desde Vega Maor


"Travesedo de Peña Beza", comunica los pastos de Amieva del Prau de las Segadas y Llaviñeru, con los del ámbito de Toneyu


Camino de Combeu a la Redondiella, con "la autopista" de Ario a la izquierda de la foto


"Camín de la Madera" Desde los Llanos del Burdio al monte la Cerezal y el ámbito del Collado de los Cabritales y la Vega de Ciarda, para la extracción de madera y actividad pastoril